¿Cómo vender la ropa que no uso? ¿Cuál es la mejor forma de vender ropa de segunda mano?

¿Cómo vender la ropa que no uso? ¿Cuál es la mejor forma de vender ropa de segunda mano?

Las chicas de Siempre Hay Algo Que Ponerse llevamos varios años vendiendo la ropa, accesorios y objetos de decoración que ya no utilizamos. Y a lo largo de este tiempo mucha gente que conocemos nos ha preguntado cosas como: ¿cómo vender la ropa que no uso?, ¿a través de qué aplicación vendes?, ¿merece la pena el esfuerzo? o ¿cómo decides el precio que pones a tus prendas?

Hoy queremos compartir con vosotros nuestra experiencia con la venta de productos de segunda mano para ayudaros a aclarar dudas y animaros a deshaceros de todo lo que guardáis pero no utilizáis.

¿Cómo vender la ropa que no uso?

Lo primero que me gustaría aclararos es que no veo la venta de segunda mano como un negocio. La veo como un medio que me permite que parte del dinero invertido en ese objeto vuelva, pero sobretodo, como la forma de asegurarme de que esa prenda o accesorio pase a un dueño que le dará el uso que yo no le he dado. Siento que doy una segunda vida al objeto que yo tenía parado cogiendo polvo y ocupando espacio. Me produce mucha alegría ver que el comprador se queda contento con el ‘nuevo’ producto que estaba buscando y necesitaba. Y también una gran liberación por el espacio que gano al dejar de tener un objeto que ya no era útil en casa.

¿Qué objetos de segunda mano puedo vender?

Puedes vender cualquier objeto que se conserve en buenas condiciones. Si tienes dudas de si puede venderse, ponte en el lugar del comprador y valora si tú comprarías el objeto con las características en las que lo tienes.

No vendas nada a lo que le falte un botón, que esté descosido o que esté sucio. Claro que podrías venderlo con precio más bajo, pero nadie quiere comprar algo deteriorado. Yo prefiero llevarme la prenda al costurero o dedicar un tiempo extra en limpiarla bien, porque puedo subir el precio de venta y la venderé más rápido.

vender ropa que ya no utilizo ¿Wallapop o Chicfy?

¿A través de qué aplicación vendo mi ropa de segunda mano?

Nosotras vendemos a través de Wallapop y de Chicfy:

En Wallapop puedes vender ropa pero también electrodomésticos, decoración, electrónica, etc. El trato con la gente es directo. Si les gusta tu prenda se ponen en contacto contigo a través de un mensaje directo en la aplicación. Cuando el comprador vive cerca quedáis y le entregas el producto. Si el comprador vive lejos puede hacerte un ingreso del coste del producto más los costes de envío y tú te encargas de las gestiones de envío.

Chicfy es una aplicación exclusiva de ropa y accesorios. Si a una potencial compradora le gusta tu prenda pero tiene dudas puede comentarte directamente en la foto, no tienes opción de mensaje privado. Cuando vendes, la propia aplicación te genera un número de referencia de correos por lo que sólo tienes que depositar el paquete en la oficina de correos más cercana y darles la referencia. Chicfy ingresa en tu cuenta los 10 de cada mes, el importe total de ventas que hayas realizado durante el mes anterior.

Si quieres buscarnos, nuestros perfiles en Chicfy son Patricia_Rico y Yael_shaqp. En wallapop tendrías que buscarnos por prenda ya que no tiene la opción de búsqueda por nombre.

¿Qué precio de venta pongo a los objetos de segunda mano?

No vendas algo al mismo precio de coste si este sigue a la venta. Nadie comprará de segunda mano algo que puede comprar nuevo por el mismo valor. Pero puedes permitirte un precio más alto que el de coste si son productos agotados en tienda o de coleccionista.

Ponte en el lugar del comprador y piensa en cuánto estarías dispuesto a pagar por el artículo que pondrás a la venta.

Lo que suelo hacer yo siempre, es ver el precio medio que tiene mi producto o similares en páginas de segunda mano. Así puedo ponerlo un poco más bajo que la media porque sé que lo venderé antes. O puedo ponerlo al mismo precio o más si veo que mi artículo está en mejores condiciones que todo lo que he visto.

¿Cómo vender ropa de segunda mano? ¿Qué precio le ponga a la ropa?

¿Qué puedo hacer para vender más rápido?

La buena imagen que damos en la aplicación lo es todo. Para ello tienes que tener un perfil bien valorado, fotografías con una estética cuidada y buenas descripciones.

VALORACIONES: El comprador tiene la oportunidad de valorarnos como vendedores cada vez que realizamos una compra. Es importante ser atento y educado con la persona. Ser sincero en las descripciones que damos y cuidar la imagen del paquete que recibirá. Todo ello le servirá para que finalmente te valore muy bien o muy mal. No podrás borrar las valoraciones que te hagan. Y una valoración mala, podrá hacer dudar a tus próximos compradores. Si tu perfil tiene buenas valoraciones la gente se animará más a comprarte.

FOTOGRAFIAS: Es normal que nos de pereza fotografiar productos que ya no valoramos tanto como antes, pero una mala foto puede desmerecer el producto y/o empeorar su aspecto. Las fotos mejor con luz natural siempre, para que el color del producto sea lo más fiel posible a la realidad. Es importante que prestéis atención al fondo de las fotografías, mejor si es liso porque no restará la atención del producto. Sube fotos con la prenda puesta, sólo si crees que estás favorecida con ella. Una mala foto donde la prenda te quede pequeña, por poner un ejemplo, puede hacer creer al posible comprador que no le sentará bien tampoco. Aunque es cierto que una foto cuidada donde se te vea guapa con el producto lo hará más deseable.

DESCRIPCIÓN: No escatimes en descripciones. Introduce las medidas y composición del productos (etiqueta interior de las prendas). Pero sobretodo avisa si la prenda o producto tiene algún arañazo o desperfecto. Es mejor ser sincero desde el principio que recibir una mala valoración porque el comprador se siente engañado.

“Trata como te gustaría ser tratado”

¿Merece la pena el trabajo que supone?

Sí la merece, porque es un gustazo recuperar parte de lo invertido en algo que ya no usas. Ganas espacio en casa. Y con ese dinero puedes ahorrar para un viaje o reinvertirlo en algo que realmente necesites y vayas a utilizar.

Pero también creo que hay que ponerse límites. Nada de poner cualquier cosa a la venta. Hay artículos que ya están demasiado gastados o ya están anticuados. No los venderás ni aunque los regales. Yo personalmente no vendo nada por debajo de los 5 € porque considero que no compensaría ni el tiempo ni las molestias.

Haciendo cleaning de armario. Vender la ropa que ya no usas.

Yo en estos años vendiendo he aprendido:

  • A decir adiós a las cosas que no uso. No valen las excusas cuando llevas más de un año sin utilizar algo. La liberación que siento al venderlas es mucho mayor que la que siento apartándolas a un nuevo rincón.
  • A dar más valor a las cosas que tengo, nada en perfecto estado se va a la basura. Se vende o se dona. Siempre habrá alguien buscando lo que tú ya no necesitas.
  • A ser más cautelosa con las compras impulsivas. En los días posteriores a la compra valoro cuánto uso le daré y si la conclusión que saco no me convence lo devuelvo.

 

¿Tú vendes ropa de segunda mano? Si acabas de empezar o tienes alguna duda, déjanos un comentario en este post o en redes, que estaremos encantadas de ayudarte.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.