Manifiesto Siempre Hay Algo Que Ponerse

Manifiesto Siempre Hay Algo Que Ponerse

¿Asesoría de imagen?¿Análisis de armário? ¿Personal Shopper? ¿De qué va todo esto? Nos imaginamos que son las preguntas que se os plantean cuando habéis leído el anuncio de este nuevo proyecto. Es normal, por eso hemos decidido hacer este post para contaros un poco más sobre esta nueva parte de Siempre Hay Algo Que Ponerse.

Todo surgió hace más de un año mientras arreglabamos el mundo y divagabamos sobre que bolso nos compraríamos si nos tocará un buen pellizco en la lotería. Bromas a parte, un día nos preguntamos: “Si nuestros amigos nos piden consejos sobre qué ponerse para una boda, donde encontrar una falda plisada o como sacar más partido a su abrigo ¿Por qué no hacerlo con otra gente? Fue una pregunta que nos rondó durante varias semanas por la cabeza. Y dijimos ¿Por qué no intentarlo? Era algo que nos salía de forma natural y para que negarlo, nos apetecía un montón dar este paso. Compartir nuestras experiencias con gente que lo necesite.

Pues aquí estamos casi un año después. Con un proyecto muy madurado, muy en la línea de lo que nos gusta y sin más pretensión que enseñar a la gente que disfrute de la moda cómo lo hacemos nosotras.

Y vosotras diréis ¿Disfrutar de la moda? ¡Si! Entre exclamaciones. Queremos alejarnos del estereotipo de que la moda solo es algo frívolo. Quizás esa sea la primera impresión que puede causar pero nada más lejos de la realidad. Hablamos de la moda como algo global, porque para nosotras no solo es ropa, son complementos, maquillaje, peinado, actitud… Y podríamos seguir con un sinfín de adjetivos. ¿Y si hablamos de disfrutar de tu imagen? ¿Cuántos podemos decir que disfrutamos con nuestra imagen?

Quizás este sea el punto de inflexión en este manifiesto. No se trata de seguir la última tendencia a raja tabla. No buscamos eso. Queremos sentirnos bien con lo que llevamos. Vernos favorecidas, seguras y qué narices! vernos guapas. Sin disfraces, con nuestro estilo y destacando nuestra belleza natural. Porque aunque muchas veces lo pongamos en duda, todas somos bellas. La belleza es subjetiva, y depende del ojo que mire.

Valoremos la belleza de los demás pero sin infravalorar la nuestra. Es la base principal para forjar nuestra autoestima, aceptarnos sin comparaciones absurdas. Quererte, cuidarte y mimarte. Siempre serán tus mejores aliados.

Quizás penséis que es una utopía conseguir todo de lo que hablamos. Pero creednos si os decimos que no es imposible. Si no nos créeis podéis salir de dudas aquí (enlace about)


Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.