¿Se refleja tu personalidad en tu forma de vestir?

En una de mis últimas entradas, ponía en duda el por qué vestimos como vestimos, por quién o por qué nos dejamos influenciar y si somos fieles a nosotros mismos o también nos centramos en los demás y en lo que nos rodea a la hora de escoger un estilo.

Primero, agradeceros los comentarios y la diversidad de opiniones.
Segundo, muchos han dicho que su forma de vestir refleja su personalidad y ahora yo pregunto:
                 
¿Qué te hace estar seguro de que la prenda o el color que llevas refleja, ejemplo, lo introvertido, amoroso o alegre que eres?  Uno no puede dar por hecho que otra persona que haya vivido diferentes experiencias reaccione ante ese color, estampado o prenda de la misma forma que lo hacemos nosotros.

¿Estamos seguros de que reflejamos quienes somos o al decidir qué prendas ponernos para ello nos traicionan nuestros propios gustos, cultura o experiencias?

La gente puede reflejar parte de su personalidad en la forma de vestir. En el fondo sólo intentamos adaptar las prendas a nuestro gustos y llevar cosas con las que nos sentimos identificados y cómodos. Unas veces de formas más acertadas que otras y saliendo más o menos favorecidos de nuestras elecciones. Pero reflejar nuestra personalidad y pretender que todo el mundo la capte es demasiado difícil.

Alguien me dijo una vez:

‘Los seres humanos son demasiado superficiales. Puedes escuchar a la gente decir que anteponen la personalidad a la apariencia, pero cuando es la primera impresión la que cuenta, me sorprendería mucho ver que un hombre/mujer se acerca a un chico/chica porque creyó que parecía tener una buena personalidad.’

 

Sin querer entrar en debates sobre superficialidad, lo que quiero es demostraros que en el fondo somos todos un poco cínicos. La imagen sí importa. Decir que nos vestimos acorde a como somos es muy bonito, pero la frase lo pierde todo cuando a la hora de ver o juzgar a otras personas no buscamos lo mismo al observar.

Queremos saber que pensáis, reflexiona y cuéntanos:
       Acaso no has sido nunca ese hombre o mujer que se acercó a otra persona sólo por la apariencia?
      Te fijaste en ese momento en la personalidad que reflejaba su forma de vestir?
      Si tan sólo hubieras pensado en que decía ello de su forma de ser, te hubieras acercado?

Patri R.

Asesora de imagen personal en Vigo.

There are 4 comments for this article
  1. Cristina García at 09:10

    Todos somos un poco superficiales y nos dejamos llevar por las tendencias. Es imposible no hacerlo porque la moda mueve muchos corazones y su gran influencia se nota aunque sea en detalles, que al fin y al cabo son los que denotan nuestros gustos… Yo sigo tendencias pero no por ello renuncio a ser quien soy! Mil Besitos!
    http://www.regalameunpar.com

  2. Le Chic Closet at 21:13

    Depende de cada uno y de la personalidad que tengamos. A mi, por ejemplo, por mucho que se lleve una tendencia, si no me gusta, no la llevo, lo tengo claro. Pero en cambio, sí que me gusta mirar blogs y revistas para inspirarme pero siempre a mi manera de ser. Besitos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.